Go to Top

Vigila tus palmeras ante la amenaza del Picudo Rojo

El palmeral murciano está en alerta ante la plaga del escarabajo conocido como Picudo Rojo. Conoce sus síntomas y las medidas de prevención y tratamiento para eliminarlo

El palmeral murciano está en alerta ante la plaga del escarabajo conocido como Picudo Rojo. Conoce sus síntomas y las medidas de prevención y tratamiento para eliminarlo

El llamado “Picudo Rojo” es un escarabajo originario de Asia, que ha llegado a nuestro país por las importaciones de plantas de jardinería sin control y se ha extendido como una plaga por una escasa previsión y el uso de medidas preventivas inadecuadas, lo que se ha visto incrementado por la falta de otros depredadores naturales que se alimenten de él. Tal es la magnitud de su ataque a las palmeras que está empezando a crear alarma social entre los cultivadores y organismos de protección agronómica de Canarias, Comunidad Valenciana y Murcia.

Cómo es

Es un escarabajo muy característico, de gran tamaño (entre 2 y 5 cm.) y color rojizo ferruginoso, que se alimenta de la base de las hojas y del interior del tronco de las palmeras, donde ataca los tejidos más tiernos y realiza galerías (que pueden llegar a más de un metro de longitud), produciendo graves daños que pueden provocar la muerte de la palmera si no se realiza ningún tipo de tratamiento.

Especies a las que afecta y síntomas visibles

Afecta a diversas especies, como el Cocotero (Cocos nucifera) y las palmeras Washingtonia (familia de las Aracaceae) y de Guinea (Elaeis guineensis) y, en especial, a las del género Phoenix, principalmente a la Palmera canaria (Phoenix canariensis) y la datilera (Phoenix dactylifera)

Por lo general, cuando las palmeras se ven afectadas por la plaga sufren amarilleamiento y marchitamiento; fibras rojizas y
ligeramente humedecidas; aunque los síntomas que muestra son distintos dependiendo de la especie en la que se hospede. En algunas ocasiones, la presencia de sonidos similares a las mordeduras de ratas u olores ácidos fuertes, pueden alertar de la presencia de la plaga.

En la Palmera canaria los principales síntomas se manifiestan en la parte alta de la palmera:

  • Palmas externas desprendidas
  • Aspecto desplomado de la corona de hojas
  • Desplazamiento o inexistencia del palmito o yema principal, que adquiere una tonalidad amarillenta
  • Palmas en forma de punta de fecha
  • Presencia de orificios en los cortes o de galerías en las palmas podadas
  • Restos de capullos o fibras insertadas entre las palmas o en el suelo

En la Palmera datilera los síntomas son similares a los anteriores, pero el daño se localiza en la base o por los hijuelos:

  • Exudados gomosos de color rojizo o pardo en el tronco o fuste.
  • Hijuelos secos o sueltos con fibras comidas en el punto de unión.
  • Pupas en la zona de unión con la palmera o en las axilas de las palmas de los hijuelos

Prevención y tratamiento de la plaga

La prevención parte de un tratamiento fitosanitario, de la observación detenida de nuestras palmeras para comprobar que no presenten los síntomas descritos y de realizar podas adecuadas, más suaves, eligiendo el momento de mayor vulnerabilidad de la plaga y nunca en verano, pues los grandes cortes y las podas en verde o intensas liberan una gran cantidad de Kariomona, que produce una gran atracción sobre el insecto.

Cómo realizar las podas:

  • Procurar realizar la poda únicamente de las palmas secas o viejas, y principalmente en invierno.
  • Evitar realizar podas intensas y desmesuradas, así como cepillados de los troncos.
  • Al cortar palmas verdes, sellar los cortes con aceite mineral de verano y posteriormente una pintura al aceite (spray).
  • Recoger inmediatamente los restos de poda y utilizar los servicios de recogida de restos vegetales de la urbanización.

Tratamiento fitosanitario preventivo

Según el Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería de Agricultura y Agua de la Región de Murcia, esta técnica en ningún caso puede ser considerada como solución en palmeras afectadas pues, aunque evitan en gran medida la dispersión de la plaga al atacar a los escarabajos adultos, su eficacia sobre larvas es nula, pues estas se encuentran en el interior de la palmera.

Las técnicas de aplicación y los productos fitosanitarios a emplear deben estar autorizados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y ser comunicados o señalizados en caso de efectuarse en zonas verdes de tránsito de personas. (Para conocerlos puede descargarse el informe del Servicio de Sanidad que encontrará en los enlaces)

Tratamiento de especies afectadas

Bajo ningún concepto se deben eliminar plantas afectadas por particulares, ayuntamientos, urbanizadoras, viveros, etc. Si se observa la existencia de esta plaga, el propietario está obligado a informar a la EUCC o a la Consejería de Agricultura que, a través del Servicio de Sanidad Vegetal (Teléfono 968 36 54 39),  ha diseñado un protocolo de arranque y destrucción con el único objetivo de evitar la diseminación de la plaga.

Para evitar la propagación

  • Se aconseja no realizar trasplantes de palmeras sin que éstos hayan sido comunicados y autorizados por el Servicio de Sanidad Vegetal.
  • No efectuar podas en lugares próximos a los focos de infección
  • No arrancar, cortar y quemar las palmeras afectadas o muertas para evitar la salida de los escarabajos adultos y su dispersión. La quema no soluciona el problema debido a su lenta y difícil combustión.
  • Ante cualquier duda o sospecha de infectación, informar al Servicio de Sanidad Vegetal (Teléfono 988 36 54 39 / Fax 968 34 27 25)

Enlaces de interés sobre la plaga:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *