Go to Top

Sercomosa bonificará en la próxima factura por la crisis del agua potable producida en enero

Se descontará la parte proporcional de la cuota de servicio de 5 días en la próxima facturación

Esther Clavero Mira, alcaldesa de Molina de Segura y Presidenta de Sercomosa (la empresa de Servicios Comunitarios de Molina que gestiona el agua potable y alcantarillado molinenses), anunció el pasado viernes 24 de marzo en rueda de prensa que, aun no teniendo el Ayuntamiento ninguna responsabilidad respecto a la recomendación de no beber agua a raíz de la presencia excesiva de trihalometanos en el agua de la red pública municipal, la empresa de servicios Sercomosa aplicará las bonificaciones correspondientes a los usuarios del servicio de agua por los cinco días que duró esta desafortunada situación de alarma generalizada.

“Pese a no ser responsabilidad municipal, entendemos que debemos cumplir con la ciudadanía”.

Antecedentes de esta situación

El pasado 4 de enero, la Mancomunidad de Canales del Taibilla (MCT) comunicó al Ayuntamiento de Molina de Segura, a través del Servicio de Sanidad Ambiental de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, que, debido a los episodios de lluvias torrenciales que se estaban sufriendo, había problemas con la calidad del agua que recibían, y se había producido un incumplimiento de uno de los parámetros analizados en el agua de suministro. En concreto, se había superado el límite permitido en el R.D. 140/2003 (de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano) en cuanto al contenido total de Trihalometanos* (THMs) en el agua potable que llegaba a los hogares. Un incumplimiento, según palabras de la alcaldesa, generado en el agua suministrada desde la planta potabilizadora de Sierra de La Espada y totalmente ajeno a las infraestructuras municipales.

De acuerdo al comunicado emitido por el Servicio de Sanidad Ambiental de la Consejería de Sanidad, el Ayuntamiento de Molina de Segura conjuntamente con Sercomosa, notificaron ese mismo día a la ciudadanía que debía abstenerse de beber el agua de la red municipal hasta que se notificara nuevamente la vuelta a la normalidad. Se informó asimismo que el agua de dicha red podía ser empleada sin riesgo para el resto de usos domésticos, tales como: cocinar, aseo diario, limpieza, etc.

Cuatro días después, el 8 de enero, continuaban las precauciones en las urbanizaciones y la recomendación de abstenerse de beber el agua de la red municipal se mantenía hasta nuevo aviso, para el 21% de la población molinense hasta que, finalmente, el 9 de enero de 2017 se restablecía la normalidad en el consumo de agua de la red municipal cuando los resultados de los análisis realizados en las 6 zonas de Molina mostraron niveles de trihalometanos por debajo de los valores normales.

Bonificaciones y coste de la crisis del agua potable

Según ha informado la alcaldesa, “hemos decidido aplicar la bonificación a los abonados en la próxima facturación, siguiendo el criterio de descontar la parte proporcional de la cuota de servicio de los 5 días” (entre el día 4 y 9 de enero de 2017) que duró esta recomendación de no beber agua de la red municipal. “El importe total de las bonificaciones asciende a 11.470,12 euros, y se corresponde con el consumo doméstico, ya que el problema no afectó, o apenas lo hizo, al consumo industrial. Pese a no ser responsabilidad municipal, entendemos que debemos cumplir con la ciudadanía”.

La Alcaldesa también ha informado que, además, la crisis del agua supuso un coste de 11.203,80 euros para la empresa Sercomosa, que se corresponde con la toma de muestras, analíticas y agua de consumo desalada.

*Los trihalometanos son compuestos químicos volátiles que se generan durante el proceso de potabilización del agua por la reacción de la materia orgánica, aún no tratada, con el cloro utilizado para desinfectar. Muchos de ellos son considerados peligrosos para la salud y el medio ambiente e incluso carcinógenos, por ello, la normativa de la Comunidad Europea establece que no se deben superar los cien microgramos de trihalometanos por litro de agua para el consumo. (Wikipedia)

Fuente: Ayuntamiento de Molina de Segura

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *