Go to Top

Coto de los Cuadros podría convertirse en un gran parque de recreo y área deporte

La Consejería de Medio Ambiente prepara un plan para hacer de estos terrenos forestales un gran parque recreativo enfocado al uso familiar y el deporte en la naturaleza

El Coto de los Cuadros es un diamante en bruto para los usos recreativos y la educación ambiental. Así ve la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente este extenso espacio forestal (1.462 hectáreas) enclavado entre los municipios de Murcia, Molina de Segura y Santomera, que se ha propuesto convertir en un gran parque enfocado al ocio familiar y el deporte en la naturaleza. Un espacio que cumpla unas funciones parecidas a las que tiene la Casa de Campo en Madrid, que con sus 1.722 hectáreas es el punto de referencia de los habitantes de la capital de España para hacer ejercicio, pasear o pasar el día rodeados de amplias zonas verdes.

La Comunidad Autónoma trabaja en un proyecto que quiere ver hecho realidad en 2018 y que servirá para que el entorno metropolitano de Murcia gane un espacio de ocio en plena naturaleza único en la Región. Con un presupuesto de casi tres millones de euros, las primeras actuaciones afectarán al núcleo principal de infraestructuras situado cerca de la carretera de Fortuna, donde se ubica una gran casa forestal, un vivero que apenas tiene ya actividad y una nave de servicio, que albergará un restaurante-cafetería.

En esa zona se habilitará un área de recepción, que hará las funciones de punto informativo y de control de tránsito de visitantes; un aparcamiento; un parque de recreo con laberintos vegetales y juegos; áreas de descanso con sombra; e instalaciones de educación ambiental y para la iniciación a deportes como la escalada, orientación, senderismo y ciclismo.

Casas forestales rehabilitadas

La casa forestal de Los Cuadros, que será rehabilitada, será el núcleo central de estas instalaciones. Parte de las estancias del edificio serán prestadas para su uso a diferentes asociaciones -la Asociación de Exploradores de Murcia, scouts, ocupa en estos momentos el inmueble-. Igualmente, está prevista la rehabilitación de otra casa forestal más pequeña, La Calarria, situada a varios kilómetros de distancia, en cuyo entorno se habilitarán espacios cubiertos que también se pondrán al servicio de colectivos.

La red de caminos y sendas, que suma más de cien kilómetros, será rehabilitada y señalizada. La compleja trama de senderos del Coto de los Cuadros-Los Ásperos contará con zonas de descanso provistas de sombra, y también con miradores en algunos puntos elevados, desde donde se disfrutan buenas panorámicas de la ciudad de Murcia, la huerta y las sierras de La Pila y Orihuela.

Habrá un restaurante y área de recepción, y se señalizarán 100 kilómetros de senderos

El restaurante-cafetería y otros servicios, como la limpieza, seguridad y mantenimiento, se sacarán a concurso para que los gestione una empresa privada, informa a ‘La Verdad’ la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente. Aunque la Comunidad dispone ya de un ‘master plan’ para este proyecto, un proceso de información pública, en coordinación con la Dirección General de Participación Ciudadana, servirá para definir las demandas de los usuarios. En este sentido, podría ponerse en marcha un sistema de alquiler de bicis con taller. Y después de esta consulta ciudadana se tomará la decisión de mantener, o no, las barbacoas situadas cerca del vivero.

«No tiene sentido no poner en valor este entorno», explica la consejera Adela Martínez-Cachá, ilusionada con una iniciativa que servirá también para aliviar la presión de espacios protegidos como los parques regionales de El Valle-Carrascoy y Sierra Espuña. «De esta manera, será posible focalizar actividades que generan conflictos y erosión de valores naturales, como sucede en El Valle, y otras que puede que no sean adecuadas en otras áreas, como el Paisaje Protegido Humedal de Ajauque y Rambla Salada», situado al norte del Coto de los Cuadros, añade Martínez-Cachá.

El Coto de los Cuadros tiene unos valores naturales muy limitados, salvo los derivados de su condición de zona verde gracias a una repoblación de pino carrasco realizada en los años sesenta del siglo pasado. Perdices, conejos y ardillas conviven en un entorno en el que la sequía y los insectos perforadores han hecho estragos: se han perdido numerosos pinos, aunque los tratamientos silvícolas han conseguido salvar las mejores masas arboladas, explica el director general de Desarrollo Rural y Forestal, Federico García Izquierdo. La Comunidad acometerá también actuaciones encaminadas a frenar la erosión y recuperar áreas degradadas.

La Comunidad destinará tres millones a este proyecto, que estará terminado en 2018

Es un monte de utilidad pública muy frecuentado por ciclistas de montaña y senderistas, y donde se celebran competiciones de orientación. También se practica la caza menor, y sus caminos y ramblas son escenario de actividades ilegales, como la circulación campo a través de motos de enduro y quads. Estas actividades estarán ordenadas en el futuro, asegura la consejera, porque el espacio verde contará con un «documento director de planificación y gestión».

Patronato

Para sacar adelante este proyecto será necesario que se pongan de acuerdo las diferentes administraciones. El modelo sobre el que trabaja la Comunidad Autónoma es un patronato integrado por la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente; Confederación Hidrográfica del Segura; ayuntamientos de Murcia, Molina de Segura y Santomera; y federaciones deportivas -orientación, ciclismo, montañismo y atletismo-.

Este órgano de gestión tendrá que resolver algunas deficiencias y problemas que conocen bien quienes visitan con frecuencia este monte de utilidad pública. Como la prostitución, que se ejerce a plena luz del día en uno de los extremos del espacio forestal, en la carretera de Fortuna; el ‘cruising’ -encuentros sexuales entre desconocidos-; problemas de orden público, como robos y agresiones; quema de cables para extraerles el cobre… Medio Ambiente asegura que estas actividades desaparecerán en cuanto exista un tráfico de usuarios «normalizado» y un servicio de vigilancia. Se confía en que la presencia habitual de visitantes expulsará la delincuencia.

La suciedad es otra lacra de esta amplia finca pública: la basura se acumula en numerosos puntos, así que la Consejería es consciente de que tiene que acometer una limpieza en profundidad.

Fuente: Periódico La Verdad de Murcia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *