Go to Top

Agentes del cuartel de La Alcayna interviene 10000 plantas de marihuana

Tres vecinos de Archena son sospechosos de cultivar 'cannabis' a gran escala en la pedanía de Comala, que tiene apenas ochenta habitantes

El alijo estaba en la pedanía de Comala, que suma poco más de ochenta habitantes y a la que se conoce por su actividad agrícola, centrada en la producción de frutales de hueso, además de destacar por el turismo rural que atraen sus casas-cueva.

El invernadero engañaba a la vista, pero el olfato indicaba que allí había marihuana, y mucha. La Policía Local y la Policía Nacional de Molina de Segura se apuntaron el pasado 15 de mayo uno de los mayores alijos de marihuana que se han intervenido en años en la Región: nada menos que 10000 plantas.

Desde el 14 de mayo que se inició la operación, esta intervención policial ha hecho que Comala pase a formar parte de la memoria regional de las grandes intervenciones antidroga. No en vano, solo existe constancia de un alijo de marihuana más notable que éste, que es el que fue decomisado en agosto de 2013, cuando la Guardia Civil se incautó de 14.000 plantas de ‘cannabis sativa‘ en la denominada ‘Operación Puerto Rubio’, que se desarrolló en Puerto Lumbreras.

En esta ocasión, la intervención ha sido desarrollada conjuntamente por efectivos de la Policía Local y de las unidades de Seguridad Ciudadana y Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional de Molina de Segura. Todo arrancó cuando una pareja de agentes del cuartel de La Alcayna se desplazó hasta Comala para una patrulla rutinaria, en el marco de un plan de prevención de robos en el campo que arrancó este mes. Los policías se percataron de la presencia de varios invernaderos, junto a una nave, y decidieron echarles un vistazo. La sorpresa fue morrocotuda al constatar que la producción agrícola que se estaba desarrollando en esa instalación solo servía para enmascarar el verdadero negocio: la marihuana. Los agentes solicitaron apoyo de la Policía Nacional, que también colabora en ese plan de prevención de robos en el campo, y rastrearon palmo a palmo los invernaderos.

El hallazgo de unas 6000 plantas de ‘maría’ hizo que el paraje se llenara rápidamente de patrullas policiales. Las matas estaban sin arrancar, en pleno desarrollo, y en algunos casos medían ya más de un metro. Los agentes también encontraron un secadero con otras 4.000 plantas. Durante la intervención resultaron arrestadas tres varones, todos ellos vecinos de Archena, pero no se descarta que se produzcan nuevas detenciones y registros.

Fuentes de la investigación tacharon de «impresionante» el montaje en los invernaderos. Estaban equipados con sistemas de riego, ventilación, zonas de cultivo y secado… «Era muy grande y la estructura era muy eficiente». De hecho, hubieron de ser movilizados varios vehículos policiales para llevarse las 10.000 plantas.

La pedanía aún no se lo cree

A falta de pesar la droga y determinar el precio que podría haber alcanzado en el mercado, las mismas fuentes precisaron que la marihuana «parece de gran calidad». La pedanía de Comala, Isabel Guillamón, no salía ayer de su asombro: «Por aquí hay varios invernaderos, la mayoría de frutales y tomate, pero no puedes sospechar que se dediquen a cultivar marihuana». No obstante, apuntó a que los productores eligieron la pedanía para montar esa gran plantación de ‘maría’ «porque somos pocos vecinos, hay mucha gente mayor y las casas están diseminadas. Aquí la gente tiene mucha libertad». Desde ayer hay tres personas que ya no la tienen.

Fuente: La Verdad de Murcia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *